Espiritualidad Fundase: Misa de sanación y procesión se realizó en la comunidad de Santa Inés este domingo

Redacción Fundase/ En vísperas de la celebración de la virgen y mártir Santa Inés, este domingo se realizó una misa de sanación en la comunidad de Santa Inés, para orar por los fieles del sector.

La celebración litúrgica estuvo presidida por el padre Miguel Ángel Romero y acompañada por el Ministerio de Evangelización Shemá.

En un clima de júbilo y regocijo, los habitantes de la comunidad asistieron fervorosos al encuentro del Señor, para pedirle a Santa Inés su intercesión por cada una de las necesidades de la parroquia.

Del evangelio de San Juan, se desprendió la homilía que mantuvo a los feligreses atentos al mensaje de Dios.

Con el pasaje de las Bodas de Caná de Galilea, y el primer signo visible de Jesús entre los hombres, al convertir el agua en vino, el padre Miguel Romero destacó la figura de la santa virgen María como intercesora y mediadora entre Jesús y los hombres.

Del mismo modo, resaltó que es preciso aumentar la fe, puesto que el Señor cada día obra milagros en la vida de sus hijos y que corresponde esforzarse por alcanzar las gracias y bendiciones de Dios entregando el tres por ciento de nuestro sacrificio, mientras el Señor hace el resto.

“El Señor es un Dios misericordioso que no siente lastima de nosotros, sino que se compadece de sus hijos y padece el dolor con nosotros, (…) los milagros del Señor son un acto de amor para nosotros”, enfatizó el párroco de Santa Inés.

Oración por Venezuela

Dentro de la celebración eucarística el padre Miguel también recalcó que en la actual situación del país, es necesario pedirle al Señor que obre sobre la nación para que no sean más los hogares divididos y las familias separadas por causas políticas, económicas y sociales.

Procesión de Fe

Por otra parte, al concluir la Santa Misa, se realizó una procesión hasta el templo parroquial con Jesús eucaristía, la imagen de Santa Inés y la bandera de Venezuela.

Con el tricolor ondeando al inicio de la procesión y el santísimo paseándose por la comunidad, se pidió a Dios por el país, por la comunidad de Santa Inés por los niños del mundo y por cada uno de los enfermos del sector para que el Señor se derramara en gracias sobre su pueblo.

Finalmente al llegar al templo, se recibió la bendición de Jesús sacramentado.